lunes, 5 de diciembre de 2016

Cuento para concurso

Anoche soñé que se me ocurría una idea para un cuento buenísimo.
Entre sueños me decía, con este argumento gano seguro un concurso.
Me desperté tipo 5 de la mañana y encendí el velador.
Me dije, ¿y si me olvido? ¿por qué no anotarlo? Pero me dio fiaca.
No me voy a olvidar, no me voy a olvidar, me dije. Apagué la luz y seguí durmiendo.
A las 7.15 sonó el despertador. Fue increíble, todavía me acordaba de la idea de memoria, tal como se me había ocurrido. La anoté.
Pasaron un par de horas y busqué el papel donde tenía la brillante idea del cuento. La leí.
Era horrible.

No hay comentarios:

Publicar un comentario