lunes, 5 de diciembre de 2016

Jóvenes y tontos

Iba caminando por Combate de los Pozos. Delante de mí, a menos de un metro, iba una chica hablando por celular. Detrás venía una pareja de adolescentes. La chica de adelante lloraba y le contaba a alguien, "me odio, pero se acabó; está toda tomada, el estómago, los pulmones, todo, así es una tortura vivir, mañana esto se acaba, y me odio". 
Mientras decía esto, desahuciada, la adolescente que venía atrás estaba a las carcajadas limpias. Obviamente se reía de algo privado entre ella y su noviecito. Pero la risa era totalmente obscena. 
Me di vuelta porque no soportaba la tensión de estar entre ellos. 
Los dejé pasar y alejarse. 
No quería caer en el famoso agujero negro de la vida.

No hay comentarios:

Publicar un comentario