lunes, 5 de diciembre de 2016

La sed

Hay gente que hace una pausa antes de tragar el primer sorbo de agua o de café.
Retiene el líquido, la respiración, la mirada en el infinito. Retiene el tiempo. Pone cara de estar atravesando la nube de un pensamiento superior.
Después traga el agua, o el café, y el tiempo vuelve a ser el mismo para él, o para ella, y para todos. 
Como si entendiera que con un solo pensamiento superior no alcanza para resolver el quid de la cosa.

No hay comentarios:

Publicar un comentario